Advertencias de riesgo

Advertencias de riesgo

1.Introducción

Siguiendo la implementación de la Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros (MiFID) y de acuerdo con las provisiones de Servicios Financieros y Actividades por la Ley de Mercados Regulados de 2007 (N.144(I)/2007), la compañía ofrece a sus clientes la información acerca de los riesgos de inversión y riesgos asociados con diferentes categorías de instrumentos financieros.

2. General

Cada tipo de instrumento financiero tiene sus propias características y conlleva diferentes tipos de riesgos dependiendo de la naturaleza de cada inversión. La descripción de la naturaleza de cada uno y sus riesgos están explicados debajo. Sin embargo, este documento NO revela todos los riesgos asociados u otros aspectos importantes de los instrumentos financieros y esto NO debería ser considerado como un consejo de inversión o recomendación para la provisión de cualquier servicio o inversión de cualquier instrumento financiero.

Los clientes NO deberían llevar a cabo una transacción de este tipo o de cualquier instrumento financiero si no son plenamente conscientes de su naturaleza, los riesgos que implica o su grado de exposición a esos riesgos. En caso de que los clientes tengan incertidumbre sobre el significado de los riesgos descritos, los clientes deberán buscar consejo financiero o legal independiente antes de tomar cualquier decisión de inversión.

Los clientes deberán también ser consciente de que:

  • El valor de las inversiones en instrumentos financieros puede fluctuar hacia abajo o hacia arriba, pudiendo llegar a hacer inútil la inversión.
  • Los resultados previos no constituyen una indicación de un posible retorno de inversión futuro.
  • El trading con instrumentos financieros puede llevar tasas o estar sujeto a algún impuesto.
  • Las variaciones en los tipos de cambio pueden afectar negativamente al valor, precio o ejecución de los instrumentos financieros negociados en una moneda distinta a la moneda base del cliente (moneda del país del contratante de residencia).

3. Riesgos de inversión:

3.1 Riesgos del mercado: es el riesgo de que el valor de la cartera de inversión decrezca debido a un cambio de los factores del mercado como el precio de los valores, tasas de interés, tasas de cambio, etc. En caso de una fluctuación negativa de estos precios, los inversores corren el riesgo de perder parte o todo su capital invertido.

3.2 Riesgo sistémico: es el riesgo de colapso completo del mercado o del sistema financiero al competo. Esto se refiere a los riesgos impuestos por interdependencias del sistema de los mercados, donde el fallo de una sola entidad o grupo de entidades pueden causar un fallo en cascada, lo cual podría causar potencialmente una caída entera del sistema o mercado.

3.3 Riesgo de crédito: es el riesgo de fracaso de un prestatario para pagar un préstamo o de otro modo cumplir una obligación contractual (por ejemplo, el fracaso para pagar intereses a los tenedores de bonos). El riesgo de crédito está estrechamente ligado al potencial de retorno de la inversión.

3.4 Riesgo de liquidación: es el riesgo de que una contraparte no entregue una garantía financiera o su valor en efectivo en el momento de firmar el acuerdo, cuando la garantía financiera se cambia después de que la otra contraparte o contrapartes ya han entregado la garantía o el valor en efectivo por el acuerdo comercial. Este riesgo es limitado cuando la inversión consiste en instrumentos financieros negociados en mercados regulados debido a la regulación de este tipo de mercados. Este riesgo aumenta en el caso de que la inversión implique instrumentos financieros que se comercialicen fuera de mercados regulados o que su liquidación se lleve a cabo en diferentes zonas horarias o con diferentes sistemas de compensación.

3.5 Riesgo de liquidez: es el riesgo derivado de la falta de comerciabilidad de una inversión que no puede ser comprada o vendida con la suficiente rapidez para evitar o minimizar una pérdida. El riesgo de liquidez se vuelve particularmente importante para los inversores que están a punto de tener o actualmente tienen una ventaja, ya que afecta a su capacidad comercial.

3.6 Riesgo operacional: es el riesgo de las operaciones comerciales que fallan debido a un error humano. El riesgo operativo cambia de sector a sector, y es una consideración importante para cuando se miran las decisiones de inversión posibles. Las industrias con menor interacción humana es probable que tengan un menor riesgo operacional.

3.7 Riesgo político: es el riesgo de que los rendimientos de una inversión puedan sufrir como resultado de cambios o la inestabilidad en un país. La inestabilidad que afecta a los retornos de inversión podrían deberse a un cambio de gobierno, órganos legislativos, otros creadores de política exterior, o el control militar.

4. Instrumentos financieros y sus riesgos.

4.1 Acciones: representan la propiedad en el capital social de una empresa. Los inversores están expuestos a todos los principales riesgos mencionados en el apartado 3 anterior y, en particular, al riesgo de mercado. Se debe enfatizar que no hay garantías cuando se trata de acciones individuales. Algunas compañías pagan dividendos, pero muchas otros no lo hacen. Sin dividendos, un inversor puede obtener beneficios únicamente a través de la apreciación de los precios de las acciones en un mercado abierto. Por otro lado, en caso de insolvencia de la empresa, el inversor puede perder todo el valor de su inversión.

4.2 Warrants: las empresas a menudo incluyen warrants para atraer a los inversores en la compra de nuevas garantías. Un warrant es como una opción. Se le da al tenedor el derecho pero no la obligación de comprar un activo subyacente a un precio determinado, en una cantidad y tiempo futuro. No se parece a una opción en la que se emite una orden por una empresa, una opción es un instrumento de la bolsa de valores. La orden es invariablemente limitada en el tiempo, con la consecuencia de que si el inversor no ejerce la compra o venta, la orden dentro de la escala de tiempo predeterminado expira sin valor.

Los warrants conllevan apalancamiento, cuya extensión depende del precio de la orden del ejercicio en relación con el precio del activo subyacente. Por lo tanto, una relativamente pequeña fluctuación en el precio del activo subyacente puede dar lugar a una proporcionalmente mayor fluctuación, favorable o desfavorable, al precio de la orden. El precio de los warrants, por lo tanto, puede ser muy volátil. Antes de la compra de una orden, el inversor debe ser consciente de que existe el riesgo de perder la totalidad del importe de su inversión, así como a las comisiones y los gastos incurridos. Los warrants están sujetos a todos los principales riesgos mencionados en el apartado 3.

4.3 Opciones: una garantía que da a los accionistas el derecho a comprar nuevas acciones emitidas por la sociedad a un precio predeterminado (normalmente inferior al precio de mercado actual) en proporción al número de acciones que ya poseían. Estos derechos son sólo por un corto período de tiempo, después del cual expiran. Si se ejerce el derecho, se requiere a su titular a pagar al emisor del precio de ejercicio. El ejercicio del derecho dará a su titular todos los derechos y los riesgos de la propiedad del activo subyacente.

Estos derechos de opción conllevan apalancamiento, cuya extensión depende del precio relativo del ejercicio del derecho en relación con el precio del activo subyacente. Por lo tanto, una fluctuación relativamente pequeña en el precio del activo subyacente puede dar lugar a una fluctuación desproporcionadamente mayor, favorable o desfavorable. El precio de los derechos, por tanto, puede ser muy volátil. Estos derechos están sujetos a todos los principales riesgos mencionados en el apartado 3.

4.4 Valores de renta fija/bonos: son valores de deuda que proporcionan un retorno en forma de pagos periódicos fijos y el eventual retorno de capital al vencimiento. Los bonos pueden ser expedidos por los gobiernos (deuda pública) o empresas (bonos corporativos). En este sentido, los bonos representan una forma de endeudamiento de los gobiernos o empresas. El riesgo de crédito de los gobiernos, organizaciones financieras, corporaciones y en general de cualquier emisor de bonos puede ser calificado por agencias de calificación crediticia. El resultado de estas evaluaciones constituye una guía valiosa para los inversores en bonos. Las emisiones de bonos con calificaciones de crédito más bajas tienden a ofrecer cupones más altos para compensar los inversores por el mayor riesgo que asumen. Algunos bonos se negocian en las bolsas de valores reconocidas, mientras que otros muchos lo hacen en mercados no regulados de comercio (OTC). La liquidez de estos, por lo general difiere entre los distintos tipos de bonos.

Los bonos están sujetos al riesgo de que el emisor del bono puede no ser económicamente solvente para pagar los intereses de los inversores o incluso el principal del bono. El riesgo de la tasa de interés es el riesgo de que los incrementos de las tasas de interés pueden causar disminución significativa en el valor de mercado de un bono de tasa fija y donde las disminuciones en las tasas de interés pueden afectar a la reinversión de los cupones de pago de una tasa fija del bono. Cuando las tasas de interés aumentan, un bono emitido anteriormente con una tasa fija baja puede disminuir en valor. En cuanto a su duración, cuanto mayor sea el vencimiento (duración) del bono mayor será la sensibilidad a los cambios en las tasas de interés. Cuando disminuyen las tasas de interés, los pagos de cupones recibidos de los bonos de tasa fija se reinvierten en tasas de interés más bajas, mientras que los pagos de cupones recibidos por los inversores de bonos de tasa flotante disminuyen.

4.5 Bonos convertibles: da al tenedor la opción de canjear el bono por un número predeterminado de acciones de la sociedad emisora. Cuando se publican por primera vez, actúan igual que los bonos corporativos regulares con una tasa de interés ligeramente más baja. Debido a que los convertibles se pueden cambiar en acciones y por lo tanto se benefician de un aumento en el precio de la acción subyacente, las empresas ofrecen rendimientos más bajos en los convertibles. Si la acción va mal no hay conversión y el rendimiento del inversor es inferior a la de un bono no convertible.

4.6 Bonos redimibles: son bonos que pueden ser canjeados por el emisor antes de su vencimiento. Cualquier diferencia entre el llamamiento del precio de un bono y el valor nominal es el primer llamamiento. Las llamadas a disposición exponen a los inversores a riesgos adicionales y por lo tanto se emiten con mayores rendimientos que los bonos comparables con tales disposiciones.

4.7 Planes de inversión colectiva: Acuerdo que permite a una serie de inversores obtener un 'pool' de sus activos y tenerlos gestionados profesionalmente por un gestor de fondos independiente. Las inversiones incluyen típicamente bonos y acciones de empresas registradas, pero dependiendo del tipo de régimen, pueden incluir las inversiones más amplias tales como la propiedad. La capacidad para liquidar determinados regímenes puede ser limitado, dependiendo de las condiciones de operación y del período de tiempo de aviso requerido para el rescate durante el cual, el valor de cada unidad puede exhibir alta volatilidad y posiblemente disminuir. Es posible que no exista un mercado secundario para dichos regímenes y, por tanto, una inversión de este tipo puede ser liquidada sólo a través de la redención.

4.8 Hedge funds: son agresivas carteras de inversión que utilizan estrategias de inversión avanzadas tales como apalancamientos, derivados largos o cortos en los mercados nacionales e internacionales con el objetivo de generar una alta rentabilidad (ya sea en un sentido absoluto o encima de un punto de referencia comercial especificado). Los hedge funds se consideran una inversión con más riesgo que los fondos tradicionales y son adecuados para inversores más experimentados, ya que no están regulados y carecen de transparencia. Por lo general invierten en valores de riesgo o no líquidos y aunque están orientados a la rentabilidad absoluta, si fallan en el control del riesgo, pueden tener pérdidas significativas. Más allá del riesgo de liquidez, los hedge funs tienen la capacidad de aprovechar pequeñas fluctuaciones en el precio del activo subyacente para dar una fluctuación desproporcionadamente mayor, favorable o desfavorable, del valor de la inversión.

4.9 Fondos de cotización bursátil (ETF): son valores que reflejan un índice, una mercancía o un conjunto de activos como un índice de fondos, pero comerciándolo como una acción en bolsa. Los ETFs experimentan cambios de precios a lo largo del día, ya que se compran y venden. La inversión en ETFs expone a los inversores a los mismos riesgos que los valores subyacentes, pero en un grado significativamente menor debido a la diversificación de las inversiones.

4.10 Instrumentos del mercado monetario: son por lo general los títulos de deuda que vencen en un año o menos (letras del tesoro) y que por lo general se negocian en los mercados monetarios locales. Los riesgos relacionados con este tipo de instrumentos son el riesgo de liquidez, riesgo de tasa de interés y riesgo de diferencial de crédito.

4.11 Futuros: son los contratos de derivados financieros que obligan al comprador a adquirir un activo (o el vendedor a vender un activo), como un producto físico o un instrumento financiero, en una fecha futura predeterminada y precio establecido. Los contratos de futuros detallan la calidad y cantidad del activo subyacente, que están estandarizados para facilitar la negociación en un mercado de futuros. Algunos contratos de futuros pueden ser requeridos para la entrega física del activo, mientras que otros se liquidan en efectivo. Los mercados de futuros se caracterizan por la capacidad de utilizar un apalancamiento muy alto en relación con los mercados de valores. Por lo tanto, una parte relativamente pequeña de fluctuación en el precio del activo subyacente puede dar lugar a una fluctuación desproporcionadamente mayor, favorable o desfavorable, del precio del futuro.

4.12 Opciones (incluyendo opciones binarias): son derivados financieros que representan un contrato vendido por una de las partes (emisor de la opción) a otra parte (titular de la opción) y el comercio en las bolsas o sobre el mostrador (OTC). El contrato ofrece al comprador el derecho, pero no la obligación, de comprar (call) o vender (put) un valor u otro activo financiero a un (precio de ejercicio) precio acordado durante un cierto período de tiempo o en una fecha específica (fecha de ejercicio). Su valor se deriva del valor de mercado del activo subyacente (acciones, divisas, tipos de interés, materias primas, índices financieros o cualquier combinación) y su volatilidad, el tiempo hasta la madurez, así como las tasas de interés.

Las opciones de compra proporcionan la opción de compra a precio determinado, por lo tanto, el comprador se beneficiaría de una apreciación del precio de la opción, mientras que las opciones de venta dan la opción de vender a un precio determinado, por lo tanto, el comprador se beneficiaría de una depreciación del precio de la opción.

Las opciones son valores muy versátiles que se pueden utilizar de muchas maneras diferentes. Los traders utilizan opciones para especular, lo cual es una práctica relativamente arriesgada, mientras que los operadores de cobertura utilizan opciones para reducir el riesgo de mantener un activo.

4.13 Swaps: son derivados en los que las entidades de cambio obtienen ciertos beneficios de los instrumentos financieros de una de las partes para aquellos de instrumentos financieros de la otra parte. Las prestaciones en cuestión dependen del tipo de instrumentos financieros involucrados. Por ejemplo, el tipo más común de las permutas de tipo swap es son los acuerdos de interés. En permutas de tipo de interés, una parte contratante se compromete a pagar a la otra parte contratante una tasa de interés fija sobre un capital acordado previamente por un período de tiempo específico. A cambio, recibe una tasa de interés variable acordada previamente para un período de tiempo específico. El principal en este tipo de swaps por lo general no se intercambia. En cada fecha de liquidación, los pagos de las partes contratantes se compensan de manera que sólo hay un pago realizado desde la parte contratante con la mayor responsabilidad. Los acuerdos de las tasas de interés de los swaps se utilizan normalmente para convertir un préstamo a tasa variable en tipo fijo y/o viceversa.

Otro tipo común de swaps son los acuerdos de swap de moneda en que las partes contratantes intercambian una cantidad específica en diferentes monedas por un período de tiempo específico. En los acuerdos de swap de moneda, hay un intercambio de principal tanto al inicio como al final del acuerdo, mientras que los pagos entre las dos partes contratantes en las fechas de liquidación, no se compensan ya que están en diferentes monedas. En estos acuerdos, no hay riesgo de cambio ya que la tasa de cambio es determinada al inicio del acuerdo.

Dependiendo de si el inversor desea cubrirse frente a un posible aumento o disminución de los precios de los productos básicos relacionados, toma la "posición" apropiada en el acuerdo de intercambio (que es pagar un precio fijo o flotante). A pesar de que no se requiere ninguna prima inicial, en caso que el mercado "se mueva" en contra del inversor entonces él puede ser obligado a pagar el importe correspondiente a la diferencia adeudada.

Estos swaps incluyen tanto el crédito como el riesgo de interés. Los swaps de divisas conllevan un mayor riesgo de crédito que los swaps de tasas de interés debido al intercambio de principal tanto al inicio como a la terminación del acuerdo, así como los pagos de ambos partes en cada fecha de liquidación.

4.14 Contratos por diferencias: son contratos entre dos partes, típicamente descritos como "comprador" y "vendedor", estipulando que el vendedor pagará al comprador la diferencia entre el valor actual de un activo y su valor al tiempo del contrato. (En caso de que la diferencia sea negativa, el comprador paga en su lugar al vendedor). En efecto, los CFDs son derivados financieros que permiten a los inversores aprovechar que los precios suben (posiciones largas) o bajan (posiciones cortas). Son a menudo utilizados para especular sobre los mercados. Por ejemplo, cuando se aplica a las acciones, dicho contrato es un derivado de renta variable que permite a los inversores especular sobre los movimientos de los precios de las acciones, sin necesidad de poseer las acciones subyacentes.

Los contratos por diferencias implican un alto grado de riesgo debido al apalancamiento. Una relativamente pequeña fluctuación en el precio del activo subyacente puede dar lugar a una fluctuación proporcionalmente mayor en el valor de la inversión.

5. Los riesgos de inversión en relación con las opciones binarias

5.1 La inversión en opciones binarias es especulativa e implica un riesgo extremadamente alto. El cliente reconoce que entiende plenamente que pequeñas diferencias en los precios de mercado pueden ocurrir en períodos de tiempo ultracortos y pueden causar grandes ganancias o pérdidas en relación con las opciones binarias adquiridas por el cliente, tan altas como la pérdida total de toda la inversión del cliente en un corto período de tiempo. Además, el cliente reconoce que entiende plenamente que no hay ningún método existente que pueda asegurar las ganancias en las transacciones en opciones binarias. Es responsabilidad del cliente considerar si las opciones binarias de comercio son adecuadas a sus objetivos de inversión y financieros.

Si el cliente no entiende completamente los riesgos relacionados con el comercio de opciones binarias, animamos al cliente a no utilizar o dejar de utilizar los servicios de la Compañía.

5.2 Al registrarse en el sitio web ondatrade o cualquier otro sitio web que la Compañía utiliza para ofrecer sus servicios, y llevar a cabo una transacción, el cliente reconoce y aprueba la siguiente:

  • El tipo de transacciones que se ofrecen pueden ser consideradas operaciones especial riesgo.
  • El cliente tiene información completa y conocimiento con respecto al trading, incluyendo el comercio de opciones binarias y los riesgos involucrados. La realización de transacciones es a discreción exclusiva del cliente y el cliente se obliga a asumir los riesgos que conllevan este tipo de transacciones.
  • En el caso de la compra de opciones binarias, el cliente podría exponerse a una considerable pérdida del dinero invertido o incluso a la pérdida total de toda la inversión.
  • El cliente asume que una inversión puede causar una pérdida sustancial.
  • El cliente asume que la opción binaria puede tener períodos de vencimiento muy cortos, que pueden ser tan cortos como 60 segundos.
  • El cliente reconoce que el beneficio sólo puede darse si la tasa de transacciones de divisas, índices, materias primas y acciones en el momento de la espiración es mayor (opción de compra) o inferior (opción de venta) que el tipo de transacción del mismo activo en el momento de compra. Cualquier otro resultado hará que el cliente pierda el dinero invertido

2.3 El cliente es el único responsable de determinar si dichas transacciones son adecuadas teniendo en cuenta su situación financiera y sus circunstancias personales. Es muy recomendable que el cliente consulte con expertos antes de la negociación de opciones binarias o cualquier otro instrumento financiero.